COLECCIÓN COMUNICACIÓN, ARTES Y CULTURA.

Espacio y performance. Poéticas, prácticas, acciones e intervenciones en la escena estético-política argentina hoy. Lucas Rozenmacher (comp.). Ediciones UNGS. Colección Comunicación, artes y cultura. Los Polvorines, 2022.

 

El libro que tenemos entre manos recorre la relación entre los distintos lenguajes y las artes performáticas a lo largo de los últimos 35 años en la Argentina, que es un período que está caracterizado por una serie de quiebres y resignificaciones poéticas que pueden rastrearse en diversas manifestaciones populares (religiosas, sociales o políticas), así como también en las piezas y producciones específicamente concebidas, ideas e instrumentadas como obras de arte. Muchas de ellas, por cierto, están vinculadas a diversos movimientos y situaciones políticas. El libro consta de tres secciones.

La primera ofrece un panorama general sobre los modos de abordar la cuestión de la performatividad en la Argentina. Rozenmacher plantea la relación entre cuerpo, política, poética y performance entre los inicios de la democracia y el primer lustro de este siglo. Cecilia Vázquez problematiza el aspecto relacional de las prácticas del arte y la política, que piensa como dos caras de una misma moneda. Juan Pablo Cremonte trabaja sobre las fiestas populares y su relación con el espectáculo. Adrián Melo recorre las marchas del orgullo desde la perspectiva performática. Rodrigo Hobert y Pablo Luzza Rodríguez parten de El matadero de Echeverría para pensar la performatividad de la llamada “grieta”.

La segunda sección del libro aborda la relación entre el arte y la tecnología a partir de dos perspectivas complementarias: la del estudio de las transformaciones acontecidas con el ingreso del arte a la época de su producción masiva y la de la pregunta por la representación de la escritura como acción performática. Ángel Jara plantea la tesis de Boris Groys sobre el ingreso a la producción masiva del arte en contraste con el período anterior, ligado a su consumo masivo, y Mario Guzmán Cerdio estudia, a propósito de la escritura y la contra-escritura, las acciones performáticas en relación con el cuerpo y la materia en la historia del arte robótico.

La tercera sección está compuesta por cuatro análisis de casos que completan un panorama general en la relación entre arte y política, performance e intervención, en el cruce de lenguajes vinculados a diversas acciones estético-políticas. Daniela Koldobsky lee las performances en clave de los múltiples intentos de devolver el arte a la praxis social. Carla del Cueto trabaja sobre la relación entre escritura y memoria de una manera distinta a la que vemos en el trabajo de Guzmán Cerdio. Alesia Gervasi y Federico Gobato estudian el “Siluetazo” y el “Arte Correo”. Y Tomás Calello considera la relación de las performances escénicas teatrales con la danza y, desde ese lugar, trabaja la idea del baile del tango como performance.

En suma, el libro compilado por Rozenmacher convoca a un análisis crítico y reflexivo de esta multiplicidad de expresiones artísticas que considera en toda su rica diversidad de intersecciones, actualizaciones y tradiciones.

Pablo Gullino