ENCUENTRO EN LA UNGS.

 

La UNGS sigue adelante con las acciones de vinculación con actores del mundo socioproductivo de la región, tendientes a relevar demandas y a generar instancias de intercambio, fortalecimiento y capacitación. En ese marco, se llevó a cabo una mesa de trabajo con representantes de cooperativas y emprendimientos productivos asociativos, organizada por la Secretaría de Desarrollo Tecnológico y Social de la Universidad y la Dirección de Fomento y Cooperativismo del Municipio de Malvinas Argentinas.

Con la presencia de cooperativistas, funcionarios nacionales y municipales y autoridades y personal técnico de la UNGS, se realizó en el Campus de Los Polvorines un encuentro con referentes de quince proyectos productivos del distrito, con quienes se trabajó en la identificación de problemas y posibles respuestas para el sector, la presentación de herramientas de apoyo ofrecidas por la Universidad y el acuerdo de líneas de trabajo conjunto. 

 “La vinculación con este sector es parte del trabajo que la Universidad viene desarrollando con pymes, organizaciones de la economía social, centros de formación profesional, municipios y distintos actores sociales, con el objetivo de fortalecer, desde la Universidad, la vinculación tecnológica y social de la región”, explicó Inés Arancibia, secretaria de Desarrollo Tecnológico y Social (SDTyS) de la UNGS.

Responsable de la convocatoria a las y los cooperativistas que participaron en el encuentro, el director de Fomento y Cooperativismo de Malvinas Argentinas Lucas Cáceres manifestó que la expectativa en relación con este trabajo conjunto es poder establecer una agenda común y de trabajo con la Universidad, con el movimiento cooperativo y con pequeños productores de Malvinas Argentinas. 

“Queremos empezar a construir una comunidad que pueda darle respuesta en términos económicos y de trabajo real al distrito y a la región”, expresó el funcionario municipal, y destacó como fundamental la experiencia que la Universidad tiene para poder pensar estos temas y la posibilidad de seguir avanzando y profundizando, conjuntamente, en la construcción de la economía social y popular.

En el encuentro participaron cooperativas y emprendimientos del rubro textil, la construcción, la química, la carpintería, la lumbricultura y la producción de alimentos agroecológicos. Asistieron también precooperativas, emprendimientos asociativos que están en proceso de conformarse como cooperativas. Se trata de actores que requieren especialmente fortalecimiento técnico y asociativo para formalizarse y ampliar sus estrategias de comercialización territorial.

Desde 2016, Ramón Vega, vecino de Grand Bourg (localidad perteneciente al partido de Malvinas Argentinas), fabrica ladrillos ecológicos, armados con desechos reciclables, como el cartón. Su emprendimiento se encuentra en la instancia de precooperativa, y, en búsqueda del asesoramiento requerido, participó en el encuentro de la Universidad: “fue muy valioso; queremos mejorar nuestro circuito de venta, y la asistencia técnica que nos brindaron fue muy productiva”, compartió Vega con Noticias UNGS.

Graciela Muñoz, presidenta de la cooperativa de trabajo “Proyectando Futuro Limitada”, emprendimiento con el que realizan distintas obras (veredas, vivienda, playones, polideportivos y limpieza de arroyos), también se sumó a la convocatoria: “Es muy valioso contar con el acompañamiento de la Universidad y tener la posibilidad de reunirnos con otros cooperativistas”, dijo en el cierre de la actividad.

En el encuentro también estuvo presente Eduardo “Vasco” Murúa, titular de la Dirección Nacional de Empresas Recuperadas. El funcionario aseguró que, en su gestión, la prioridad es conseguir capital para poder potenciar el trabajo de las cooperativas y las empresas recuperadas. “Todavía faltan muchas acciones desde el Estado para dar respuesta a las necesidades de este sector, pero en la actualidad, a diferencia de lo que ocurrió durante los años del macrismo, que provocó mucho daño, nosotros trabajamos para sostener al cooperativismo como una fuente de trabajo estratégica para nuestro país”, aseguró Murúa.

 

Transformar nuestras prácticas

Desde la Secretaría de Desarrollo Tecnológico y Social de la UNGS se está trabajando en vinculación con organismos específicos de la economía social tales como el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) y la Dirección Provincial de Acción Cooperativa (DIPAC), acordando distintos dispositivos de apoyo al sector cooperativo. 

Recientemente, el Consejo Superior de la Universidad aprobó el Programa PARES (Proveedores asociativos regionales de la Economía Social, Res. [CS] 7980/2021), que busca incorporar a cooperativas y emprendimientos de la economía social como proveedores de la Universidad. Se está trabajando en su implementación desde la SDTyS, en conjunto con las Secretarías de Administración y Legal y Técnica. “Nos interesa identificar las dificultades que tiene el sector cooperativo para venderle a instituciones públicas, especialmente a las universidades, al estado nacional y al provincial, a sindicatos y a municipios. El programa apunta a desarrollar a los proveedores, pero también nuestra propia normativa, para que puedan acceder a esos canales de compra”, asegura Arancibia.

Una de las acciones realizadas para la implementación del programa es la elaboración de un registro regional de proveedores cooperativos para el noroeste del conurbano (Registro PARES), que se encuentre a disposición de distintas organizaciones del territorio. Walter Santucho, presidente de la cooperativa “Cuartel V Trabaja Ltda.”, que asesora a la SDTyS, participa en el relevamiento del sector y acompaña, a través del Programa PARES, el proceso de cooperativización de la fotocopiadora de la UNGS,  se refirió a los principales problemas que tienen las cooperativas para poder ser proveedoras del Estado: “No existen espacios de asesoramiento o capacitación para el sector que permitan agilizar el cumplimiento de los requisitos que se solicitan al momento de inscripción a algún registro”, dijo.

Santucho, que además es estudiante del Profesorado en Economía de la Universidad y técnico en Economía Social y Solidaria de la Universidad Nacional de Quilmes, plantea que entre los principales problemas que tienen las cooperativas para ser proveedoras del Estado se encuentran los costosos requisitos que se les exigen. Contar con cuenta bancaria, que tiene gastos de mantenimiento, onerosas certificaciones de firmas y de actas por escribano público sin, con ello, tener la garantía de poder ingresar como proveedor del producto o servicio solicitado y recuperar ese gasto, son algunos de los ejemplos.

El relevamiento realizado en el sector indica también que otras dos dificultades para los emprendimientos de la economía social son la de hacer conocer la calidad de sus productos y servicios a las oficinas de compras de los organismos públicos y la de poder financiarse durante el extenso tiempo que demora el Estado en hacer los pagos.

“Si bien se suelen acompañar y fomentar algunas estrategias o políticas públicas para el sector cooperativista, son más trabas que facilidades las que los actores del mismo encuentran a la hora de presentarse como proveedores del Estado. Teniendo en claro los problemas, es más fácil construir una agenda territorial común y dar solución a esos problemas”, afirma Agustín Segesdi, graduado de la UNGS y becario “Alberto Federico Sabaté” en Economía Social en la SDTyS, donde se desempeña trabajando en el desarrollo de proyectos de articulación con las organizaciones del territorio y los municipios.

Con el propósito de brindar herramientas para que las cooperativas puedan formalizarse como proveedoras universitarias, la Red Universitaria de Economía Social y Solidaria (RUESS), impulsada por la UNGS, organizó el taller “Compre cooperativo en la Universidad” en el marco de la semana de la Economía Social y Solidaria, que se desarrolló a fines de octubre. El objetivo de este tipo de iniciativas –plantea Segesdi– es fortalecer al sector, “para poder avanzar hacia un entramado socioproductivo entre las instituciones públicas, el sector de la economía social popular y solidaria y las organizaciones sociales.”

Maestrando en Economía Social y Solidaria por la UNGS, Segesdi, quien investiga este tema para su trabajo de tesis, sostiene que “para transformar nuestras prácticas hacia modos más sustentables y con valores que nos potencien socialmente es necesario fortalecer las experiencias territoriales que se desarrollan en base a esos principios”. Y en esa línea se encuentra trabajando la Universidad. 

Para comunicarse con el Programa escribir por correo electrónico a: [email protected]

 

 

24/11/21